Nuevos amigos

En cuanto entramos a la piscina oímos que hablan castellano. Los niños dicen ¡Son españoles! ¡Son españoles!

Después de una hora en remojo parece que se conocen de toda la vida. La niña tiene 9 años. Están aquí por el trabajo de la madre y el padre se ha pedido una excelencia. Son de Bilbo. Acaban de llegar y se quedarán un año entero.

Vienen a casa a merendar. A estas alturas los niños no paran de reír. Los pequeños conectan rápido pero cuando son más o menos del mismo lugar todo es más fácil.

Decidimos seguir juntos un rato más.

Para llegar al restaurante de la cena los padres de la niña van en bici y ella viene en nuestro coche. Un cartón de reír. Se parten y nosotros también. ¡¡¡Aupa ai … más cualquier tontería!!!

Intentan del derecho y del revés que se venga a casa a dormir. Lo hemos pospuesto para más adelante. Ahora cada día se despiertan con la misma pregunta: ¿Hoy viene Noa a dormir?

La ilusión y la persistencia de los niños es infinita. Me encanta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: