Conversaciones

La niña hace 15 minutos de piano. El niño y yo esperamos en el vestíbulo. Normalmente él sube y baja escaleras, canta, baila y está poco quieto. Hoy nos hemos sentado en un par de sillones que tienen más años que yo. Grandes y cómodos. Después de hacerme la puñeta diciéndome Tú aquí no, yo sí…, nos sentamos de lado. Nos miramos. Mamá, cookie, favo. Sonríe. Están contento. Canta. No sé qué canta, se pasa el día cantando.

– ¿Estás bien?
– Sí.
– ¿Has tenido un buen día?
– Sí
– ¿Y éso?
– Pupa.
– ¿Te has caído?
– Sí
– ¿En el parque?
– No, clase.
– ¿Solo?
– No, Lucas.
– ¿Habéis chocado?
– Sí. Llorado.

Creo que es la primera vez que hablamos tanto rato. Tranquilos. Se le veía satisfecho, contento de explicar sus cosas. Se hace mayor. Hemos encontrado un oasis para conectar. Lo cuidaré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: