Juntos, muy juntos

El fin de semana hemos estado fuera. El hotel era fantástico. La habitación era perfecta: espaciosa, grande, bonita, luminosa y bien distribuida. En un lado estaba nuestra cama y delante el sofá cama, abierto y hecho.

En cuanto entramos los niños dicen que les gusta.
– ¿Nosotros podemos dormir aquí?
– ¡¡¡Por supuesto!!!

Pasan las horas. La emoción se respira. Ríen todo el rato. Están contentos. ¡Gritan!
– No chilléis tanto que es tarde…
-¡¡¡Es que estamos muy contentos!!!

Estamos que no nos lo creemos. Es la primera vez que duermen los dos en una cama de mayores. Se hacen mayores.
– ¿Te gusta dormir conmigo?
– Sí
– ¿Estás contento?
– Sííí

Se esconden bajo las sábanas. Los oímos susurrar. Ríen. Son divertidos. Están excitadísimos.
– Buenas noches.
– Buenas noches.

Cerramos la luz. Silencio.
– Miedo
– No, no da miedo. ¡Estamos juntos!
– Nene miedo

Silencio.

Oímos unos pasos…
– Mamá, miedo.
Y sube a la cama.

– ¡Yo no quiero estar sola!
Silencio.

Y más pasos.

Estamos los cuatro en la cama. Reímos. Dormimos, apretados, pero dormimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: