Madres

Siempre que llamo a mi madre me dice lo mismo: Estaba pensando en ti…

No le digo nada pero a menudo me pregunto: ¿Cómo puede ser? Si fuera previsible con las horas podría estar programada para dedicarme un pensamiento en aquel preciso instante, pero no es el caso. ¿Entonces? ¿Estamos conectadas telepáticamente y al empezar a marcar su número recibe una descarga que la induce a pensar en su hija? ¿Ha instalado cámaras en casa, en el coche, en las calles y me tiene controlada?

Nada rocambolesco, es sencillo. Ni invocaciones, ni poderes, ni superpoderes. Mi madre a menudo piensa en mi. Lo he visto claro comiendo el yogur. Removiendo el azúcar, con el clinc-clinc de la cuchara tocando el cristal… He pensado en la niña, la he visto rebañando y sonriendo, haciendo mucho más ruido del que hace falta y diciendo Mamá, mira como me acabo el yogur. Pero éste ha sido uno de los muchos pensamientos que les he dedicado, a ella y al niño. Y me he sorprendido, soy la típica que se despide de los niños y reconecta con el trabajo. Pero aún así me han rondado por la cabeza, cuando me he encontrado el chupete en el bolso; cuando he visto el bocadillo que me ha envuelto la niña; cuando me han dicho ¿Qué cantas? Y cantaba Jane and Michael Banks; cuando, cuando, cuando, cuando… Muchos cuandos. Cualquier excusa es buena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: