Adulta

Hacía muchos días que no estaba sentada en el sofá esperando que empezaran las noticias. No hay secreto, ha sido suerte. Porque cenar pronto, correr arriba y abajo sin fin, quedar con amigos y que las emociones agoten, no dormir en el coche de vuelta a casa, seguir jugando… parece que debería ser suficiente para que caigan rendidos. Pero todo el mundo sabe que los niños son todo menos matemática pura.

La niña se ha dormido en el sofá. El niño que no perdona una comida ha sido rápido haciendo el trámite y en cuanto ha acabado el yogur: ¡Cama! ¡Cama! Dicho y hecho. Un lujo. Un placer. Qué regalo cuando tienes tiempo para hacer algo más que de madre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: