Babeando

La niña ha dado su primer concierto de Navidad.
Han pasado 6 horas y todavía tengo una sonrisa de tonta que no se me quita de la cara.
Podría relatar los detalles pero resumiendo: EMOCIÓN. Un no se qué que te llena, como cuando tu equipo de fútbol mete un gol o un libro te remueve por dentro. No es nada del otro mundo, un buen centro que acaba en gol, una historia que te llega y unos niños encima del escenario, intentando afinar villancicos, llenos de ilusión, contentos y satisfechos. ¿Qué más se puede pedir?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: