¿Soy tonta?

Cuando no quieres tener prejuicios y te dicen que “Es un niño muy niño” piensas que son tontos. Bueno, yo lo pensaba. Sí, ahora soy tonta. Digo que “Tengo una niña muy niña y un niño muy niño”.

Deberíamos tener 200 hijos y 200 hijas para empezar a tener una muestra suficientemente representativa de cada uno de los perfiles. Mis conclusiones son bastante menos rigurosas:

– A la niña le gusta el rosa, quiere muñecas con el pelo largo, ella quiere el pelo larguííííííísimo y llevar vestidos con vuelo, es delicada, le gusta explicarte lo que le pasa o como mínimo hacerlo a toro pasado, es protectora, prudente… estereotipos, pero ahora éstos son los estereotipos propios del sexo femenino.

– El niño todavía no sabemos demasiado que es lo que piensa, no habla, a duras penas controla su psicomotricidad, pero ya hemos observado y hemos llegado a la conclusión que la fuerza es una de sus herramientas más recurrentes y utilizadas, y además le funciona. Imprudente, toca todo lo que no debería tocar. Hace “brum brum” moviendo los coches hacia delante y hacia atrás. No se complica, si alguna cosa le incomoda puede ofrecerle una galleta y se le pasan todos los males. Es un “viva la vida”. Todo es sencillo. Más estereotipos, un niño muy niño.

Por suerte hay niñas imprudentes, niños delicados, todo se mezcla y todo se confunde.

¿Se confirma? ¿Soy tonta?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: