Cuando no duermes

Cuando no duermes

Esta madrugada he intentado dos imposibles:

1. Cerrar la botella de agua con la tetina del biberón del niño

2. Poner la leche en el biberón de la niña con la tapa puesta

He reído por no llorar.

Tengo sueño. Tenemos mucho sueño. Dormimos poco. Menos de lo que querríamos. La niña tiene fiebre y mocos. Al niño le están saliendo más dientes. Lo sé, cuando nacen a duras penas duermes y lo soportas. Ahora no toca, pero toca. Las hormonas no están de subidón posparto como para aguantar lo que haga falta y un poco más. Es julio, necesitamos vacaciones. Y dormir.

¿Quién reparte las horas de sueño? Por favor, si nos toca, que sean más de dos días seguidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: